lunes, 3 de marzo de 2008

MARZO 2008. INICIO. En un ostentoso cabaret de un lejano puerto, Ana Rosa, conocida por todos en el lugar como Rubí, termina de bailar una pieza y es interrumpida por los gritos desesperados de su amiga, Gina, quien la informa de la desgracia que está embargándola: Su padre está  muriendo y desea hablar con ella. Ana Rosa, desesperada, sale del cabaret y llega a casa, a los brazos de Santiago, su padre, a quien la joven Ana le suplica que no se muera pues lo necesita demasiado. 

En el cabaret Gina cuenta a todos la situación del padre de Ana Rosa, el cual está enfermo desde hace tiempo. La malvada Yadirah no hace mas que burlarse de la inocente teibolera, asegurando que le desea lo peor en el mundo.

En la playa, Joaquín practica deportes acuáticos y después llega a casa a reunirse con su familia en el comedor. Su hogar es la lujosa mansión de la familia Rivadeneira. Allí, Maura le pregunta por el velador del coorporativo y Joaquín asegura que el velador aún está muy enfermo. Son interrumpidos por Belén, la hermana de Joaquín, quien considera que no tiene importancia preocuparse por la salud de un simple velador.

Ana Rosa y su madre, Eugenia, lloran por el estado de salud de Santiago, quien se confiesa con el padre Benigno, al que le pide que vele por su hija y su esposa. Tras confesarse, Santiago muere, llenando de dolor a Ana Rosa y Eugenia, quien le suplica a su hija que deje el trabajo del cabaret, sin embargo la muchacha considera que el trabajo lo necesitan más que nunca. Eugenia se pregunta si el coorporativo las ayudará ahora que Santiago ha muerto. Ana Rosa decide investigar por lo que le promete que visitará el coorporativo para comunicar el deceso.

Maura le asegura a Belén que pronto los casará, a ella y a Joaquín, con gente de su clace, pues su urgencia por tener nietos la está consumiendo. Belén le asegura a su amdre que tanto ella como Joaquín eligirán casarse en su momento.

Ana Rosa se presenta en el coorporativo y allí conoce a Joaquín. Ambos quedan flechados y él se presenta como el presidente. Ella le informa de la muerte de Santiago y le pide que la ayude con los gastos funerarios. Joaquín asegura que el coorporativo se ahrá cargo y trata de abrazarla para consolarla. Ella se exalta y le exige que no la toque, pues sabe perfectamente lo que los hombres desean obtener de ella.

Maura visita a los hermanos Santibañez en su enorme casa, a quienes les asegura que los ayudará a conquistar a Joaquín y Belén. Maura no sospecha que, tanto Lucía como Leonardo, son unos caza fortunas que solo desean arrebatarle todo.

Ana Rosa sufre demasiado por la muerte de su padre y llora en el entierro de este, donde se presenta Joaquin, quien le asegura que él la ayudará ahora que ha quedado desamparada. Ana Rosa le pregunta quédesea obtener de ella con tal descaro, que, al ver a su alrededor, Joaquín se da cuenta de que Ana Rosa en realidad es una cabaretera.

Lucía asegura a Maura etsar desesperada por sus problemas financieros y el embargue de su mansión. Maura le ofrece ir a vivir a la suya, acompañada por Leonardo. Los hermanos Santibañez lo hacen, seguros de que los Rivadeneira son presa fácil.

Joaquín lleva a Ana Rosa hasta el cabaret, donde ella es sorprendida por Simón, el dueño, quien le dice que la apoyará ahora que Santiago ha muerto. Ella lo agradece y al salir a bailar en escena se da cuenta de que ahí está Joaquín, quien asegura querer ser su amigo. Ana Rosa no le cree y le jura que él no será el hombre que se burle de ella. Joaquín atraído a ella, trata de besarla por la fuerza y ella lo abofetea, arañándolo. Él le asegura que no es mas que una cabaretera insignificante que no vale absolutamente nada.

 Leonardo comienza a cortejar a Belén, quien se siente atraída a él. Maura espera que su hija sea presa fácil pues desea un nieto lo más pronto posible. Lucía le asegura que en cuanto Jaoquín decida casarse con ella, será la misma Lucía la que le de su primer nieto.

Eugenia no deja de llorar la muerte de Santiago y medita sobre todo lo que ha sido su vida al lado de él y Ana Rosa.

En su auto, Joaquín no deja de pensar en Ana Rosa y cree haberse enamorado de ella.

Ana Rosa habla con Gina, quien le pregunta quien era el hombre que la visitó. La cabaretera asegura que ese hombre es el amor de su vida.

Joaquín se impacta al saber que Lucía vivirá en su propia casa. Se niega rotundamente pero Maura ha decidido que así será y le exige que formalice su compromiso con la mujer. Joaquin se niega asegurando estar enamorado de otra mujer. Maura le pide que, si tiene novia, entonces se la presente.

Ana Rosa discute con Eugenia, quien no está de acuerdo con el oficio de su hija. Ana Rosa asegura que no sabe hacer otra cosa y que ser cabaretera no es ninguna vergüenza.

Tempranamente Ana Rosa y Joaquín se encuentran en la playa, ahí él la besa y le pide que sea su novia. Ella se niega y ante otro beso de él no se resiste y decide ser su novia, por lo que al paso de los días la presenta ante Maura, quien la recibe con los brazos abiertos y la trata muy bien, causando odio en Lucía. Maura se impacta cuando Leonardo reconoce a Ana Rosa y asegura que esa mujer es una cabaretera.

Yadira habla pestes de Ana Rosa ante Eugenia, a la que le asegura que su hija tiene relaciones sexuales con muchos hombres, por lo que Gina sale en su defensa. Ambas mujeres se desgreñan en la vecindad.

Maura le pide a Lucía que conquiste a Joaquín a como de lugar pues no desea que su nieto sea el hijo de una vulgar cabaretera por lo que Lucía, en un descuido de Joaquín, habla con Ana Rosa, a la que le dice que solo está siendo tomada del pelo pues Joaquín está comprometido con ella, con Lucía, la cuál espera un hijo de él. Ana Rosa jura que eso no es cierto pero Lucía insiste, llenandole la cabeza de dudas. Ana Rosa abofetea a Lucía, causando conmoción en los demás. Maura corre a la cabaretera de su casa y al marcharse ésta, aplaude a Lucía sua ctuación pues por lo visto se salieron con la suya.

Ana Rosa llora amargamente en la calle y Joaquín le asegura que todo se arreglará. Ana Rosa lo deja solo y se marcha en un taxi al cabaret, donde le cuenta a Gina lo sucedido.

Joaquin le exige a Lucía que no se entrometa en su relación con Ana Rosa. Lucía le asegura amarlo y es defendida por Maura, quien jura no querer emparentar con una mujerzuela.

Ana Rosa tiene un enfrentamiento con Yadira, quien asegura que Rubí es amante de Simón, el dueño del cabaret.

Leonardo ha logrado conquistar a Belén, quien decide entregarse a él.

Joaquin bsuca a Ana Rosa en la playa y allí le asegura que está dispuesto a dejarlo todo por estar con ella, asegura que Lucía no significa nada y que es ella la que está tras él. Ana Rosa lo besa, asegurándole estar completamente enamorada.

Maura y Lucía deciden hacer algo para deshacerse de la cabaretera.

Leonardo busca a Simón y le pide que le organice un encuentro sexual con Rubí.

Eugenia está terriblemente enferma por lo que se lo confiesa a Benigno en un momento de angustia. Este se lo hace saber a Ana Rosa, quien sufre por su madre.

Maura investiga en el cabaret quién es enemiga de Ana Rosa y al saber que es Yadira, la busca, y le ofrece dinero a cambio de que provoque un accidente o mate a Ana Rosa. Yadira acepta encantada, asegurando que odia a Ana Rosa por sobre todas las cosas.

Benigno le aconseja a Ana Rosa que deje el cabaret pero la muchacha se niega, asegurando que el cabaret es lo úncio que tiene. Benigno le asegura que ese trabajo le traerá desgarcias.

Lucía se porta insistente con Joaquín, quien le exige que lo deje en paz. Ella le promete que así será solo si él acepta cenar con ella. Joaquín acepta con tal de que ella lo deje en paz.

Ana Rosase prepara para salir al cabaret, discutiendo con Magdalena. Al abrir la puerta se encuentra con Maura, quien le asegura que Joaquín solo se burla de ella y en realidad ama a Lucía. Ana Rosa se niega a creerlo pero Maura le da la dirección del restaurante en el que Joaquín y Lucía se encuentran.

Yadira no deja de pensar en cómo deshacerse de Ana Rosa, sedienta de odio y también de la recompensa que Maura le ha ofrecido.

En un lujoso restaurante, Joaquín y Lucía cenan y ella trata de seducirlo. Él se niega pero ella se atreve a besarlo apasionadamente. En ese momento entra Ana Rosa, quien se inunda de lágrimas en el rostro ante la escena, por lo que se avalanza contra Lucía y la arrastra del cabello por todo el resturant. Joaquín trata de detenerla y ella reacciona cacheteándolo, asegurándole que ya no quiere tener que ver nada con él.

Maura le pide a Belén que formalice con Leonardo. Belén asegura estar enamorada mas sospecha que Leonardo y Lucía en el fondo no son sinceros y algo esconden.

Ana Rosa llega al cabaret y se caracteriza como Rubí. Yadira se acerca a ella pidiendole que hablen.

Leonardo se presenta en el cabaret y le exige a Simón que lo lleve con Rubí.

Lucía llega furiosa a la mansión Rivadeneira donde Maura se burla de ella por ele stado en que la cabaretera la dejó. Joaquín les jura a las dos mujeres que jamás volverá a caer en una de sus trampas y que se casará con Ana pase lo que pase.

Ana Rosa habla con Leonardo, quien le hace el amor y le pide que se case con él. Ana Rosa, recordando el engaño de Joaquín, acepta la proposición de Leonardo. Ambos ahcen el amor como bestias y despues se pasean por el cabaret, despertando así más el odio de Yadira, la cual está secretamente enamorada de Leonardo y siempre ha sido rechazada por él.

Lucía no sabe qué ahcer para retener a Joaquín y cree que lo mejor que puede hacer es tratar de engatusar a otro millonario. Maura le suplica que muevan cielo, mar y tierra para separar a Joaquín de la cabaretera. Joaquín les informa que su relación con Ana Rosa ha terminado.

Belén decide investigar a Leonardo y Lucía pues no confía en ellos. Durante una cena familiar se sorprende al igual que los demás cuando Leonardo informa que se casará con Ana Rosa en una semana. Joaquín estalla y tiene un enfrentamiento con Leonardo, quien se burla de él asegurándole que Ana lo ha preferido por ser más hombre.

Magdalena le pide a Ana Rosa que no se case con Leoanrdo y que abandone el cabaret. Ana Rosa se niega a complacer a su madre. Benigno le hace saber a la muchacha que si se casa con Leonardo será muy infeliz.

Maura se siente feliz por el casamiento de Leonardo pues con ello Joaquín accederá a casarse con Lucía Santibañez.

Ana Rosa y Leonardo se casan por el civíl y hacen una gran fiesta en el cabaret, donde Yadira aún planea como deshacerse de la infeliz cabaretera, la cuál en verdad ama a Jaoquín.

Lucía y Joaquín cenan y ella le propone que se unan. Son interrumpidos por Belén, quien le pregunta a Lucía porqué si Joaquín la ha rechazado siempre, insiste en conquistarlo. Son interrumpidos por Leonardo y Ana Rosa, quienes llegan a la mansión. Lucía le exige a su hermano que saque a la mujerzuela de su casa y Maura aparece asegurando que ella misma le permitió a Leonardo que viva en la mansión con su esposa, asegurándole despues a Lucía que al enemigo hay que tenerlo siempre cerca.

Belén le cuenta a Joaquín sus sospechas de la farza de Lucía y Leonardo, los cuales en realidad rentaban la mansión donde vivían.

Ana Rosa se siente acorralada viviendo en la mansión Rivadeneira, siempre siendo vigilada por Maura y Lucía, a demás de ser siempre buscada por Joaquín, quien le asegura que jamás pudo olvidarla.

Lucía decide que envenenará a Ana Rosa, pues no soporta estar bajo el mismo techo de la cabaretera, la cuál tiene el corazón de Joaquín, de quien Lucía se ha enamorado realmente.

Ana Rosa se siente mal y sufre un desmayo. Se entera de que está embarazada y teme a que ese niño sea de Joaquín.

Lucía le exige a Leonardo que se deshagan de Ana Rosay él asegura que se casó con ella solo para quitársela del camino a Joaquín y así ellos logren su objetivo de apoderarse de la fortuna Rivadeneira. Belén los escucha accidentalmente.

Ana Rosa acude al cabaret para despedirse pues no podrá trabajar más en ese lugar debido a su embarazo. Allí, Yadira trata de acuchillarla pero es detenida por Gina, quien se interpone. Yadira mata a Gina, tratando de asesinar a Ana Rosa, quien se horroriza ante la escena.

Lucía está segura de que el hijo que Ana Rosa espera es de Joaquín. En Maura nace una ilusión: puede ser abuela por fin!

Belén le cuenta a Joaquín lo que ha escuchado y él decide que deben hechar a la calle a Lucía y Leonardo, sin embargo siente piedad por Ana Rosa.

Lucía no soporta el matrimonio de su hermano y pone veneno en los alimentos de Ana, siendod escubierta por Maura, quien intercambia los platos y vasos antes de la cena, sin que nadie sospeche nada.

Leonardo habla con Ana Rosa, quien le dice que el hijo que espera quizás pueda ser de Joaquín. Él estalla en rabia y la abofetea, asegurándole que deben deshacerse de ese niño lo más pronto posible. Leonardo comienza a sentirse mal y cae muerto al suelo, alarmando a Ana Rosa, quien grita por la mansión que Leonardo está muerto.

En la autopsia se descubre que Leonardo fue envenenado y Lucía culpa a Ana Rosa por ello por lo que la cabaretera es detenida. Joaquín le promete a Ana Rosa que la ayudará. Mientrs, Ana Rosa sufre en la cárcel y es visitada por su amdre y Benigno, quienes le aseguran que harán todo lo posible por sacarla de ese horrendo lugar.

Maura habla con Lucía, quien está segura de que ahora sí podrá casarse con Joaquín. Maura le ahce saber a Lucía que duda mucho que eso suceda pues en el fondo Joaquín jamás se casaría con alguien como ella. Lucía no entiende las palabras de Maura, quien le jura que si el hijo que la cabaretera espera es de Joaquín, la ayudará.

Joaquín visita a Ana Rosa en la cárcel, donde renace su amor. Ella le confiesa que el hijo que espera es de él.

Lucía estalla de rabia y jura que los Rivadeneira se la pagarán Visita a Ana Rosa en la cárcel y solo se burla de ella, jurándole que su venganza será letal. Ana Rosa le jura a la villana no tenerle miedo y estar dispuesta a demostrar su inocencia.

Joaquín y Belén le dicen a Maura que el hijo que Ana Rosa espera en verdad es de Joaquín y que  Lucía y Leonardo son unos caza fortunas que solo han deseado despojarlos de lo que les pertenece. Maura asegura que ella tiene un as bajo la manga.

En el juicio contra Ana Rosa, Simón declara las fechorías de Leonardo Santibáñez y cómo pagó para tener un encuentro con “Rubí”. También declara que en el fondo Leonardo Santibáñez y su hermana Lucía ya habían estado ahce muchos años en el puerto, investigando a la familia Rivadeneira, sin embargo, todo culpa a Ana Rosa como proncipal sospechosa de la muerte de Leonardo por lo que justo cuando el juez va a dictars entencia, Lucía se burla de su rival, pero Maura entra en ese momento y asegura que ella sabe quién es la verdadera asesina de Leonardo y ¡jura tener pruebas! Muestra los envases de veneno con las huellas de Lucía y exige que la detengan ¡Y es detenida! Aunque aún así continúa escupiendo maldiciones contra la cabaretera y ahora contra los Rivadeneira.

Ana Rosa agradece a Maura el haberla ayudado a demostrar su inocencia. Maura le pide perdón por haberla tratado mal antes y le confiesa estar ilusionada por el nieto que Ana Rosa le dará.

Pasa el tiempo y Belén conoce a un importante magnate llamado Axel Borgetti, de quien se enamora y con el que planea casarse.

Maura vive feliz al lado de su nieto, el cual comparte con Eugenia, de quien se hace muy buena amiga.

En la cárcel, tanto Lucía como Yadira se hacen enemigas y constantemente tienen riñas. Lucía se vuelve la sirvienta de Yadira, quien la amenaza constantemente.

Ana Rosa y Joaquín se casan en la playa, bendiciendo su amor gracias a Benigno, quien les desea lo mejor. Ana deja el cabaret, pues ahora es una señora de sociedad. Todos son felices para siempre.


FIN




© EL AMOR DE ANA ROSA    DR. 2008
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su cipia y reproducción parcial y/o total
así como su contenido con fines de lucro.
(R) 1993   (P) 2008


No hay comentarios:

Publicar un comentario